HISTORIA DE LA FUNDACIÓN DERECHO A NACER

1975 - 2016

Ante la presentación en el Senado en 1975 de un proyecto de ley permisiva del aborto provocado y para dar respuesta humana y cristiana al problema del aborto, legalizado o no, se creó, por iniciativa de la señora Astrid Tamayo de Bayer, la Fundación “DERECHO A NACER”, entidad que desde entonces viene ayudando a las mujeres que, a causa de un embarazo no esperado, se encuentran en conflicto y en busca de una solución.

Con una pequeña oficina prestada en la sede de la Acción Católica Colombiana, un teléfono y una máquina de escribir se empezaron a atender las madres que fueron llegando, brindándoles una asesoría sicológica y espiritual.

La Sra. Astrid, quien además de ser la fundadora, asumió la Dirección de la Fundación, llevaba aproximadamente cinco meses de preparativos para dar comienzo a esta obra de defensa de la vida y, con la ayuda de Dios y el propio esfuerzo, el 15 de septiembre de 1976 estaba ya trasladándose a una sede propia en la carrera 14A No 67 – 14, la cual fue pagada con un crédito del Banco Central Hipotecario.

Inolvidable fue aquel 18 de febrero de 1976, cuando llegaron las primeras mujeres en busca de ayuda, esto hacía que la obra tuviera así su comienzo. Aunque con muchas dificultades en los primeros meses, poco a poco se recibieron los recursos necesarios para adelantar las tareas dirigidas a las madres; se les ofrecieron conferencias, se les consiguió alojamiento, hospital, ropa para su bebé y muchas cosas más.

Más adelante se contó con una nueva sede donde se organizó una guardería para los bebés y habitaciones para las mujeres. Con donaciones de algunas empresas, bancos y gente de buena voluntad, se fue estructurando todo el trabajo.

Las primeras conferencias se empezaron a llevar a los colegios a cargo del Padre Bill Cogan, quien había filmado la película Aborto Decisión de la Mujer a su llegada a Colombia con el primer proyector de 8mm para la Fundación Derecho a Nacer.


A los dos años aproximadamente de haber comenzado labores, ya se habían atendido unas 1.200 mujeres y varios niños, fueron salvados del aborto.


Como parte de la prevención del aborto se organizaron seminarios latinoamericanos de Defensa de la Vida, en Bogotá; además, varios seminarios juveniles en diferentes ciudades de Colombia. Se realizaron varios cursos sobre El Amor y la Sexualidad y otros para promover los métodos naturales y la paternidad responsable.


Igualmente, con los siguientes temas: Origen de la Vida, Aborto, Noviazgo, Sexualidad, Valores, se dictaron más de 2.000 conferencias por todo el país, en colegios, universidades, parroquias y empresas, entre otras.


Con el propósito de Educar para el Amor Responsable se creó el Instituto “IDEAR”, el cual tuvo que parar sus actividades por falta de recursos económicos.


Para ayudar en esta tarea de formar, orientar y defender la vida, se inició la edición del boletín “CORREO DE VIDA”, con un tiraje de 2.000 ejemplares bimensualmente y el cual se envía actualmente a todos los centros educativos y otras entidades.


Uno de los mayores empeños de DENACER ha sido el trabajo constante y decidido para crear una conciencia en el pueblo Colombiano acerca del crimen que se comete cuando se provoca un aborto.


La Fundación Derecho a Nacer ha estado participando activamente en campañas a través de los medios de comunicación para impedir que se legalice en Colombia el aborto, haciendo archivar los proyectos de Ley presentados por diferentes Senadores. Y luego luchando para que al renovarse la Constitución Colombiana no se dejara la puerta abierta con el mismo propósito.


La Fundación ha intensificado su trabajo tratando de descubrir e informar sobre las casas donde se practican abortos, distribuyendo sus boletines para que muchas mujeres no caigan en manos inescrupulosas que les faciliten este crimen y que muchas veces resultan afectadas ellas mismas hasta provocarles la muerte.


El trabajo realizado por “DERECHO A NACER” no puede ser expresado en cifras, porque es una labor eminentemente moral y de profunda significación humana, realizada de persona a persona, de acuerdo a las necesidades diferentes de cada una.


Con apoyo en el Departamento de Educación, Conferencias, Congresos, Formación Espiritual, Asesoría Psicológica, Asesoría Médica, Asesoría Jurídica, Bolsa de Empleo, Recursos Comunitarios y el Voluntariado, son muchos los niños que han podido nacer y hacer. Se ha logrado incluso a conducir a varias parejas al estado matrimonial, y a que muchas familias comprendan y ayuden a sus hijas; se ha salvado de la desesperación y hasta del suicidio a muchas mujeres, se les ha conseguido un empleo, gracias al cual pueden vivir. Mediante los cursos artesanales y de comercio han logrado muchas madres prepararse para poder conseguir trabajo.


Son muchos los años de ardua labor pero al mismo tiempo de inmensas satisfacciones, ya que se han salvado miles de bebes (aproximadamente 18.000) que hoy en día tienen una vida digna que se abre paso construyendo y haciendo patria.


El Señor ha permitido, durante todo este tiempo, de trabajo dedicado y amoroso, que ha llevado a que muchas mujeres se reconcilien con su ser maternal, encontrando sentido y significado al hecho de tener a su hijo, aun al precio de una lucha recia contra las circunstancias adversas, dentro de una sociedad cuyos sistemas políticos, económicos y culturales, se erigen en enemigo acérrimo de la vida.


Aunque en el año 2006 se despenalizó el aborto para los tres casos que aprobó la Corte Constitucional, la Fundación no ha dejado de luchar y seguirá luchando para que este flagelo sea erradicado por completo.

 

EL RESPETO A LA VIDA ES EL MEJOR TRIBUTO A DIOS



Contáctanos

Teléfonos: (031) 2127174 - 2127359 - 3452648

info@derechoanacer.org, ayudenme@derechoanacer.org

Calle 63 No. 13 - 34 Of. 502. Bogotá - Colombia